Sara Nieto: “Lo más importante de ‘El Cascanueces’ es la magia”

A principios de este año nació en Santiago el Ballet Teatro NESCAFÉ de las Artes, fruto de una pasión compartida entre los directores del Teatro de Manuel Montt y Sara Nieto, una de las grandes figuras latinoamericanas del ballet.

Después de su debut en julio, con un programa doble para toda la familia, la compañía presentará del 18 al 23 de diciembre una versión de “El Cascanueces”, el clásico por excelencia, dirigido por Sara Nieto, quien además está a cargo de la coreografía. Para ella, este ballet tiene un significado muy especial: desde sus tempranos inicios en la danza, ella ha interpretado prácticamente todos los personajes que una bailarina puede interpretar, partiendo por personificar a uno de los ratoncitos, hasta llegar a dar vida al desafiante pas de deux del Hada de Azúcar o Hada de los confites.

Ahora, tras haber participado en decenas de adaptaciones de “El Cascanueces” en diversos países, Nieto conquistará a la familia chilena con su propia versión de este clásico inmortal, que estará cargada de magia, profesionalismo, belleza y fantasía.

– ¿Cómo ha sido hasta ahora la experiencia de crear y dirigir el Ballet Teatro NESCAFÉ de las Artes?

Excelente, el Teatro tiene las condiciones para presentar espectáculos de ballet de la mejor calidad y el apoyo de la dirección ha sido total. Además, su ubicación y el criterio artístico y comercial de la directiva lo hacen accesible a todo público, que es precisamente una de mis metas.

– “El Cascanueces” es definitivamente uno de los grandes clásicos del ballet y por generaciones el público lo ha disfrutado en familia, ¿cómo puede explicarse este fenómeno?

Es el ballet número 1 en popularidad en todo el mundo. Solamente en Estados Unidos se ofrecen más de 450 producciones cada diciembre. A mí me ha tocado bailar en ese país Cascanueces y es increíble ver la expectativa en esos días de Navidad. Incluso me ha tocado bailar el 24 de diciembre en la tarde, algo que para ellos es normal. En Santiago también se repite ese fenómeno desde hace algunos años.

“El Cascanueces” es un ballet para toda la familia. El cuento es muy conocido, y el ballet lo desarrolla en forma muy clara, entendible para quien no lo conozca. Además es una historia que tiene lugar en la víspera de Navidad y el sueño de una niña con mucha fantasía cautiva a todos. La música es de lo mejor que compuso Tchaikovsky.

– ¿Qué significado ha tenido “El Cascanueces” en su trayectoria?

En Cascanueces hice casi todos los papeles. Fue mi primer ballet estando en la Escuela Nacional de Danza de Uruguay, haciendo de ratoncito.

Si bien he bailado varias versiones de Cascanueces en diferentes países, hay una que tiene un especial significado para mí: cuando lo bailé con cuatro meses de embarazo en Uruguay. Nadie en el Teatro sabía de mi situación, obviamente el público tampoco. Pero es un ballet tan encantador que no me lo quería perder y si se lo hubiera dicho al director seguramente no me habría dejado bailar.

Años después, en una versión en Santiago, aparecí en el primer acto caracterizada de abuelita y nadie del público se dio cuenta.

– “El Cascanueces” contará con la participación de primeros bailarines internacionales, ¿cómo fue el proceso de selección de estos bailarines?

Hace un par de meses convoqué a una audición a la cual se presentaron más de 70 bailarines, entre los cuales había chilenos, mexicanos, argentinos, brasileños y uruguayos, la mayoría de muy buen nivel. A mi modo de ver fue un éxito la convocatoria, ya que es un número inusual para este país. De ese grupo seleccioné 25 profesionales que son los que participarán en este montaje junto a unos 20 alumnos de mi Academia.

Entre los seleccionados quiero destacar a Tilly García, primera bailarina brasileña que seguramente cautivará al público interpretando el difícil rol del Hada de los Confites. Su partenaire será el también brasileño Lucas Siqueira, muy buen bailarín. También contaremos con una excelente pareja de argentinos solistas, Lucas Oliva, quien trabajó conmigo cuando dirigía la Compañía Ballet Argentino de Julio Bocca, y Flavia Correa.

– ¿Qué caracterizará a esta nueva versión de “El Cascanuces”?

Lo más importante para mi es la magia. Tiene que envolver al espectador y crearle ilusiones. No hay mayores cambios a las versiones tradicionales en el desarrollo de la historia, claro que tratando de introducir, donde se pueda, toques del humor que a mi tanto me gusta. Tendrá una gran escenografía y maravillosos trajes creados por Germán Droghetti, y hay escenas en las que el cambio escenográfico seguramente emocionará a todos.

– ¿Y hacia quiénes va dirigida?

Está dirigida a todos los públicos, chicos y grandes. La idea es que se diviertan, se encanten, disfruten y les quede un recuerdo mágico.

La cita es del 18 al 23 de diciembre en el Teatro NESCAFÉ de las Artes. Las entradas ya se encuentran a la venta en el sistema Ticketek y sin recargo en las boleterías del Teatro (Manuel Montt 032, Providencia).

Más información aquí