Rosana y Andrea Tessa prometen darlo todo en ciclo “Mujeres íntimas”

Rosana y Andrea Tessa abrirán el ciclo “Mujeres íntimas” en el Teatro Nescafé de las Artes. Ambas para presentar sus nuevos discos en un ambiente íntimo.

La española mostrará “¡Buenos días mundo!” este jueves 10 y el viernes 11, a las 21 horas. Tessa, por su parte, estrenará “Jazzy!”, el 17 de mayo, a las 20:30 horas. Una colección de sus canciones favoritas interpretadas con big band y que abarca desde el célebre “You can leave you hat on”, popularizada por Joe Cocker, a “Caruso”, de Lucio Dalla, pasando por “Sentencia” (Alberto Plaza) y “Holding back the years” (Simply Red).

“Son las canciones que me representan. Mi banda sonora. Decidir cuáles dejar en el disco fue algo súper difícil. Aunque varias las vengo interpretando hace años. Igual yo soy dictadora en el estudio, pero también escucho opiniones”, explica Tessa sobre el sucesor de “Leaving home” (2008).

Rosana, por otro lado, viene no sólo a mostrar sus nuevas canciones, sino a recrear éxitos continentales como “El talismán” o “A fuego lento” en un formato ideal para apreciar detalles de sonido e interpretación. Aunque ella dice que lo mejor es “cuando la gente canta conmigo”.

-¿Cuál es el secreto para interpretar una canción que te gusta o, en el caso de Rosana, un hit que ha sonado por años?

Andrea Tessa: Es una cosa visceral. Como cuando sientes que la letra te refleja y le das peso a cada palabra. Aunque la música es muy importante, el texto también lo es. Entonces al cantarla me involucro al máximo.

Rosana: Si no lo sientes de verdad, no funciona. Y mis canciones antiguas son como fotos de esa época. Si la experiencia fue profunda, no debería cansarte o aburrirte recrearla.

-¿Y cantarlas en un teatro es mejor que en otro tipo de locales?

R: Yo manejo tres formatos. Guitarra y voz; con tres músicos, como lo hice en Viña, y con una gran banda cuando debo enfrentar a medio millón de espectadores. Esta vez será el del Festival. Pero te digo, me moriría si tengo que hacer uno solamente.

A.T.: Para mí es el sueño del pibe estar rodeada de 50 músicos interpretando un disco que está hecho para esto. No es algo fácil, pero quiero celebrar esta vuelta a los escenarios después de dos años donde estuve con problemas de salud.

-¿Pero ahora está todo bien?

A.T: ¡Claro! Por eso quiero tirar toda la carne a la parrilla. Será una celebración.

Dos artistas “antietiquetas”


-Durante mucho tiempo existió la categoría “pop femenino” casi como un género. ¿Están de acuerdo con el término?

R: A mí no me gustan para nada las etiquetas, porque te reducen. Además uno hace distintos tipos de música, desde el pop al rock, pasando por las baladas…

A.T.: Una pasa por varias etapas. Yo al principio era rockera, después hice otras cosas. Además, los estilos interpretados por mujeres son muy distintos… Yo soy anti etiquetas.

-Ambas tienen un camino recorrido, ¿cuáles son sus ambiciones en esta etapa?

R: Yo no espero nada. Me gusta vivir el presente y no sentarme a planificar. Ya disfrutando con el público es suficiente. Tú sabes que ellos cuando cantan tus canciones no desafinan nunca.

A.T.: ¡Es verdad eso! Aunque no tiene tanto que ver, me acordé de una anécdota en un recital de Julio Iglesias cuando hizo callar a alguien porque estaba desafinando.

R: Pobre tipo, no va a querer cantar más en su vida (risas).

A.T.: En verdad, lo único que quiero hacer es cantar y que la gente esté receptiva. Y yo quiero pasarla bien. Me entretuve un rato haciendo tele, pero siempre he sido cantante. Eso es lo que me hace disfrutar la vida.

Artículo publicado por Juan Carlos Ramírez F. en el diario La Segunda, el miércoles 9 de mayo de 2012.