Popol Vuh - Berlin 1993 - Foto: Hans von Döhren

Rosa Ramírez: “La gente sucumbía ante la belleza de `Popol Vuh´”

A 18 años de su última presentación en vivo, el miércoles 16 y jueves 17 de septiembre, nuestro espacio tendrá el honor de emitir, en formato audiovisual vía streaming, una de las obras más recordadas del Gran Circo Teatro, dirigida por el emblemático director de las tablas chilenas, Andrés Pérez.

Su viuda, actual directora de la compañía, la actriz Rosa Ramírez –recordada por su mítico rol protagónico en “La negra Ester”- reflexiona sobre esta fiesta teatral, una adaptación libre de la primera parte del texto prehispánico de la cultura quiché de Guatemala, cuyas presentaciones en Chile, Canadá, e incluso Europa, cautivaron y de seguro cautivarán al público online.

– La obra se transmitirá con una grabación hecha en 1992. ¿Por qué ver hoy “Popol Vuh”?

Como país y como cultura, siempre nos gusta partir con una hoja en blanco. No tenemos ese concepto de la memoria (…) y en el Popol Vuh todos los intentos que hacen dioses y semidioses, por formar a estos hombres, siempre fracasaban porque estos no recordaban (…). Al término de lo que montamos, salen cuatro actores desnudos con sus cuerpos pintados y lo primero que hacen es saludar a los dioses, recordar de dónde provienen. Esos son los seres humanos que los dioses quieren: que recuerden. (…) El Popol Vuh se cuenta a través del pueblo. Estas mujeres, estos hombres, se engalanan hasta decir basta con flores, frutas y colores para recordar la creación de los habitantes maya-quiché.

– Indagar en el origen.

Fue buscar esas zonas que siempre se esconden. Los pueblos originarios siempre se han escondido un poco, porque no somos los europeos que quisiéramos ser (…).

Al final terminábamos con un carnaval, sacando a la gente a bailar. Eran espacios de creación, de mucha libertad. Y la gente los agradece hasta hoy. Se sentían protagonistas. Sucumbían ante su belleza. Todo resultaba envolvente.

– ¿Cómo fue la recepción del público chileno y extranjero tras debutar ese año?

El público europeo ve mucho teatro, mucho cine, van a museos (…). Se sorprendían con lo que contábamos, porque si no lograbas entender las palabras, la música sí lograba penetrarte. Vas viendo qué pasa con los actores (…). Tienen gran respeto y admiración por los pueblos originarios latinoamericanos (…) ya sea por el color, la música, las melodías preciosas, la conexión del vestuario y el movimiento. Todos -el público chileno y el extranjero- se sumergían en este mundo. Al final terminábamos con un carnaval, sacando a la gente a bailar. Eran espacios de creación, de mucha libertad. Y la gente los agradece hasta hoy. Se sentían protagonistas. Sucumbían ante su belleza. Todo resultaba envolvente.

– “Popol Vuh” incorpora características del teatro callejero y la técnica circense. ¿Por qué se optó por este lenguaje escénico tras adaptar la primera parte del libro?

Cada texto, cada montaje, tiene una manera que se va viendo tras la investigación. Cuando leíamos el libro, algunos personajes tenían gran altura y había que andar entonces con zancos (…). Hay que ponerse muy creativo respecto al vestuario, la utilería, cuando no hay plata ja ja. Se junta un texto maravilloso con una disciplina maravillosa que es el teatro. Es sumar magia, misterio y disciplina (…). Siempre pensamos que ojalá ese público vaya a ver la obra más bella; que te conmueva ese colectivo, que es necesario para tu mundo interior.

– También se optó por una narración musical.

El director tiene la globalidad del montaje y el equipo aporta a la creación (…). Se arma un rompecabezas y en ese rompecabezas se empezó a instalar la presencia de esta narrativa a través de sonidos, de música, de canciones. Los actores y las actrices nos dimos cuenta que eso nos ayudaba para trabajar una corporalidad en grande, porque esto es teatro callejero.

– ¿Podrá entonces el formato audiovisual transmitir esa sensibilidad festiva, callejera?

Hago hincapié en que es el registro audiovisual de una obra de teatro. El teatro, lo bello que tiene, es que tenemos al público ahí. Lo sentimos respirar y ellos nos sienten (…). Creo que se va a rescatar una estética, una historia, una manera de hacer teatro (…). Si la gente se compromete a verla, a disfrutarla, es probable que se conmueva. Yo me conmuevo de solo recordarla. Encuentro lindo además que esta obra pueda ser vista en cualquier rincón del mundo.

Popol Vuh – Primera parte: la creación

Transmisión en tiempo real, vía streaming
Miércoles 16 de septiembre – 19:00 horas
Jueves 17 de septiembre – 17:00 horas
Entradas disponibles en ticketek.cl (Descuento para socios Comunidad de las Artes)
Más información aquí.

Comentarios