Pedro Fernandez Embrujo - Entrevista sobre "Lota, las Mujeres del Carbón"

Pedro Fernández: “Con la obra se muestra a la mujer como pilar para sostener a una sociedad”

Feminismo, sororidad y creación aborda en esta entrevista Pedro Fernández, el aclamado bailaor chileno de flamenco –radicado en España-, quien programa por tercera vez en nuestro espacio, por el éxito de público y crítica, “Lota, las mujeres del carbón”, ahora con el ciclo TEATRO NESCAFÉ ONLINE, vía streaming, desde este jueves.

El montaje, creado en residencia artística en el Centro de Danza Canal de Madrid, y estrenado en 2018 en el Centro Cultural Paco Rabal de esta capital, presenta a cantaora, guitarrista y percusionista, más ocho bailarines españoles, para abordar el cierre de la mina de carbón de la ciudad sureña tras conocer las vivencias de mineros y familiares.

En 2018, el Círculo de Críticos de Arte de Chile reconoció a Pedro Fernández como “Mejor coreógrafo”, principalmente por su labor en este montaje, mientras que en 2019 obtuvo el premio Agustín Siré, de la Academia Chilena de Bellas Artes, por su trayectoria y también por esta creación.

– ¿Cómo surgió la idea de crear “Lota, las mujeres del carbón”?

Estaba en Madrid celebrando las fiestas de septiembre con la comunidad chilena y conocí a una chica que es de Lota (…). Y me contó que no le gustaba el machismo que se vivía en el pueblo; me contó su infancia, el pan que hacían en un horno comunitario, los lavaderos comunitarios, que era de familia de mineros por décadas. Entonces me di cuenta que el pueblo sobrevivió al cierre de la mina de carbón, y a la precariedad, gracias a la unión de estas mujeres para sacar adelante a sus familias.

– ¿Qué aportaba el lenguaje flamenco a esta historia?

(…) Tenía que hacerlo bajo mis paradigmas: la danza española y un poco de folclor chileno. Así nació “Lota”, y el pañuelo del afiche, el cual metafóricamente va contando la historia: se transforma en pan, en esperanza, en ropa o en paño para limpiar al hombre cuando llegaba de la mina. Fue el hilo conductor.

– Otro hilo conductor fueron algunas canciones de Violeta Parra. ¿Qué tiene su creación para fusionarla con la obra?

Sus canciones tenían una carga social importante, que ayudaban a contar la historia de este pueblo en cuatro escenas: la primera sobre la cotidianidad de estas mujeres junto al horno, junto al lavadero, si había algún accidente en la mina. En la segunda escena apareció la violencia de género con “La mujer de taco alto”, leyenda urbana sobre una chica que enterraron viva; y después la parte política, cuando se hicieron distintas estrategias para de a poco cerrar la mina y, la parte final, cuando el pueblo realizó una gran marcha a Concepción (…). Como los actos fueron marcados, las letras de Violeta Parra facilitaron el relato. “Maldigo del alto cielo” estuvo cantado por jaleo flamenco, “La jardinera” por bulerías, “Mazúrquica modérnica” por sevillanas (…).

– Además, el montaje propuso la mirada femenina al cierre de la mina de Lota. ¿Se podría hablar de un montaje feminista?

Claro que si. Con la obra se muestra a la mujer como pilar para sostener a una sociedad durante décadas; pilar de fraternidad y dolor colectivo ante la precariedad con que se vivía (…). Sin esa comunidad de mujeres no podría haber existido el pueblo de Lota.

– Fue entonces la sororidad un sentimiento deliberado en la obra.

Las mujeres tienen una comunicación a nivel extrasensorial para apoyarse (…). En este caso la obra muestra cómo el dolor las unió, solidarias entre sí.

– ¿Y cómo fue el trabajo con los bailarines españoles para que asimilaran una historia local, chilena?

Los bailarines también debían ser actores. Entonces los sometí a un training riguroso de técnica Lecoq para crear sus personajes a través del movimiento, y también dando clases de folclor chileno, mixturando los cuerpos, porque quería “chilenas” haciendo esta historia (…). Todas tenían una edad, vivencia; algunas con hijos, otras no. Había soltera, viuda. Adoptaron personalidades, porque si se interpretaba a una mujer mayor, no se podía hacer los mismos movimientos de una bailarina que encarnaba a joven (…).

– “Lota, las mujeres del carbón” fue programada desde su estreno, y por dos años consecutivos, en la Red de Teatros de la Comunidad de Madrid, así como en más de 30 complejos entre Chile y España. ¿Cómo fue la recepción en ambos países? ¿Matices en la apreciación?

La gente se sintió identificada por igual, independiente del país. Una mujer de Murcia me contó que le pasó exactamente lo mismo: que su padre era minero y la mina cerró. Se repiten los mismos problemas. El público vio esta obra como un trabajo multidisciplinario entretenido (…).

– Y esta vez veremos la obra vía streaming con nuestro ciclo online.

Esta grabación de All Flamenco, que es una plataforma de videos muy importante en España, tiene primeros planos excepcionales. Vieron la obra y luego plantearon la dirección de cámaras respecto a lo que les llamó la atención. Por ejemplo, el tema de la iluminación no podía ser igual para video a como es en vivo (…). Esta grabación permite apreciar la calidad interpretativa de los bailarines; ver de cerca los colores, los tacones, el sonido de cómo respiran (…).

Estuvimos en un festival de danza de Ecuador con este video y tuvimos una cantidad de comentarios positivos tanto de críticos como de programadores de teatro (…). Hubo un feedback muy bueno que señala que esta grabación también logra cautivar al espectador.

Lota, las Mujeres del Carbón

7, 8 y 9 de enero 21:00 Hrs / 10 de enero 20:00 Hrs
Streaming (no en tiempo real) – Registro Audiovisual
Entradas disponibles en ticketek.cl (Descuento para socios Comunidad de las Artes)
Más información aquí.

Comentarios