Liliana Ross, el adiós a un emblema de las artes escénicas

La reconocida actriz nacional Liliana Ross falleció la madrugada de este lunes 11 de junio a la edad de 79 años. Uno de los rostros más queridos del teatro, cine y televisión local, que durante más de 40 años de trayectoria artística dio vida a inolvidables personajes.

Nacida el 30 de marzo de 1939 en Génova, Italia, como Liliana Piera Marina Brescia Clerici, llegó a nuestro país tras la Segunda Guerra Mundial cuando tenía seis años de edad. Desde muy pequeña, como alumna de la Scuola Italiana, tomó el teatro como un compañero fiel y comenzó a participar en obras.

Si bien la actuación siempre fue parte fundamental de su vida, al terminar sus estudios secundarios decidió ingresar a enfermería en la Cruz Roja, lugar en el que sólo estuvo un año ya que su sensibilidad no le permitió convivir tan de cerca con el dolor de los pacientes. Así pasó a trabajar como secretaria bilingüe, oficio que tampoco ejerció por mucho tiempo, puesto que su amor por las tablas fue más fuerte.

En 1960 ingresó a la escuela de Teatro de la Universidad Católica, dedicándose de lleno a la actuación partir de ese momento. Encontró su lugar y se posicionó como una de las figuras más destacadas de la escena local, gracias a su gran talento y a su ética de trabajo.

En 1977 fue invitada a participar de su primera teleserie, La Colorina, donde jugó el rol protagónico, siendo esa la primera piedra de una estrecha relación con la televisión que se extendió hasta 2012, con más de 30 producciones, período en el que también actuó en distintas películas nacionales.

Hoy agradecemos lo que Liliana Ross le entregó a la actuación chilena, destacando su aporte en vida al teatro, cine y televisión de nuestro país. Una mujer creadora que también formó a nuevas generaciones, las que siempre guardarán en su memoria, al igual que lo hacemos nosotros, el talento innato de esta gran actriz chilena.

Comentarios