Joe Vasconcellos: “María Creuza es una embajadora de Bahía para el mundo”

El solista chileno, amigo de la “matriarca del Bossa Nova”, cuenta detalles sobre su experiencia con la artista brasilera, quien dará en noviembre un concierto que promete repasar toda su historia musical.

Joe Vasconcellos, famoso por su sello de canciones alegres y festivas siempre arraigadas a la música latinoamericana con contenido social y cultural, trabajó entre 1985 y 1991 junto a la cantante brasilera, y bahiana, María Creuza, quien este viernes 11 de noviembre dará un concierto que repasará los grandes éxitos que la han hecho famosa en el mundo entero en 40 años de carrera.

En esta entrevista cuenta detalles sobre el privilegio de conocer a la artista.

– La crítica califica a María Creuza como “la matriarca del Bossa Nova”.

Sin duda es una grande entre las grandes. María Creuza tiene un enorme compromiso con la música. Ama la música. Es su vida. Ha cantando desde joven. Fue la musa indiscutida de Vinicius de Moraes (poeta, padre de la música brasilera) desde que partiera su carrera musical en los años 70 junto a Toquinho. Los tres lograron que el Bossa Nova atravesará países, más allá de Brasil.

Claramente María se hizo mundialmente famosa tras el éxito del disco que grabó con Vinicios y Toquinho en La fusa. De alguna forma ese lugar fue la meca del Bossa Nova y ella se convirtió en la voz principal del trío.

– Trabajaste seis años con la artista como percusionista. ¿Cómo fue esa experiencia?

Ella fue mi gran amiga por esos años. Nos conocimos en 1985, en el casino de Viña del Mar, y sellamos nuestra amistad en Río. Aprendí mucho y no había muchos percusionistas. Ella me trató como un chiche, como algo muy especial.

– Se dice que con María Creuza hay un antes y un después en toda la música brasilera.

La puerta que abrió La fusa fue clave, porque permitió a la música brasilera abrirse al circuito uruguayo y argentino lo que facilitó su internacionalización. Vinicius viajó por Europa y Japón y María siguió sus pasos. La canción “Garota de Ipanema” inventó todo un imaginario que hasta hoy pesa en la música brasilera.

Ahora, no creo que María haya cambiado el rumbo de la música brasilera, porque expone un estilo clásico del Bossa Nova, muy distinto al de Gal Costa y María Bethania. Pero sí le entregó candencia al estilo, un ritmo ni tan íntimo ni tan despacito.

– Tras conocerla, ¿cómo la definirías? ¿Igual como la define la crítica?

María puso su enorme y sublime voz. En el fondo cambió un estilo en la forma de interpretar el Bossa Nova porque era bahiana. Le puso el toque africano, el toque gozador. Es una bahiana que ha sabido llevar el encanto y la coquetería con una finesa única.

María es coqueta, linda, culta. Es una embajadora de Bahía para el mundo.