“Historia de amor”, una invitación a observarnos como sociedad

Del 12 al 15 de septiembre, la compañía TeatroCinema vuelve al Teatro NESCAFÉ de las Artes para presentar “Historia de Amor”, obra que cierra la trilogía más vanguardista que se haya gestado en las tablas chilenas en la última década, combinando a la perfección el teatro con elementos del cine y ahora también del cómic.

La imagen de una ciudad oscura y laberíntica, relaciones interpersonales complejas y temáticas difíciles de abordar como lo son el femicidio y la violencia hacia la mujer son algunos de los temas que TeatroCinema aborda en su última obra, adaptación de la novela del francés Regís Jauffret que narra la historia de un hombre que se obsesiona con una mujer a quien violenta con el fin de someterla a una relación enfermiza.

La obra -que cierra la trilogía que la compañía dirigida por Juan Carlos Zagal y Laura Pizarro inició en 2008 con “Sin sangre” y siguió dos años más tarde con “El hombre que le daba de beber a las mariposas”- se presentó con éxito en el prestigioso Festival de Edimburgo y ya ha sido vista por 9.500 personas.

“En el Teatro NESCAFÉ de las Artes vamos a estrenar la versión número cuatro (del montaje)”, menciona Juan Carlos Zagal, ex La Troppa que hizo suya la experimentación como un elemento más dentro de sus creaciones.

Una de las cosas que más atrae de “Historia de amor” es precisamente la forma en que está construida. Tal como lo mencionan sus creadores, es una verdadera sesión de “cine en vivo”, donde cada una de las acciones que se presentan sobre el escenario están cuidadosamente estudiadas, tanto, que para armarlas, el equipo diseña un “story-guión”, herramienta base que no sólo enriela el trabajo, sino que también, y tal como cuenta Juan Carlos, da pie al proceso en el cual “se empiezan a mezclar los dos mundos”, es decir, “lo teatral con lo cinematográfico”.

Al final, la obra se va escribiendo sobre sí misma; se arma y re arma una y otra vez con la ayuda de la experiencia de quienes trabajan a diario en ella y también del público y su reacción al momento de presenciarla. “Hemos hecho harto trabajo de síntesis de texto para dejar un poco más lo esencial. Está súper claro el punto de partida, pero no el de llegada”, asegura Zagal.

La experiencia del vértigo

En relación a cómo los actores se enfrentan a “Historia de amor”, ya sea desde la mirada profesional como de la más interna, aquella que capta de lleno esta historia cruda y profunda, Julián Marras asegura que este proyecto ha sido un verdadero descubrimiento, basado principalmente en la improvisación y la teoría del ensayo y error.

“Si bien junto a Bernardita (Montero ) habíamos trabajado antes en otras obras de la compañía, esto buscaba un vértigo mayor en cuanto al desplazamiento del actor en relación a las imágenes y sobre todo a los tiros de cámara. Entonces, eso implicaba ir descubriendo en conjunto – dirección y actor – cómo se podían construir esos planos con el actor en vivo”.

Según cuenta Bernardita Montero, el trabajo actoral está basado en una investigación profunda acerca de temas como el femicidio. Para ello, menciona que el proceso contempló la conversación con expertos en el tema, quienes les dieron una guía para enfrentar este contenido.

En su caso, la actriz afirma que la obra caló hondo en ella. La temática sin duda es dura y su interpretación es quizás igual o más difícil que todo el aparato técnico que hay detrás. Al respecto menciona que es importante entender que ambos, hombre y mujer, “son víctimas” y que enfrentarse a esta historia “ha sido muy enriquecedor, al igual que decir a través de mi cuerpo y el silencio lo que sucede en una sociedad que no se atreve mucho a hablar”.

“Ambos están trastocados en su espiritualidad y su psicología. Finalmente ambos se necesitan aunque eso provoque un choque y una destrucción”, agrega Zagal.

La violencia como alegoría

“Como colectivo, uno tiene la conciencia de que ésta es una alegoría, entonces se está hablando más allá del hecho específico de un femicidio o un abuso de género”, aclara Laura Pizarro, quien además subraya la idea de que “Historia de amor” habla de la violencia como tema que trasciende a la relación entre dos personas.

Para ella, esta generalidad permite poder interpretar el contenido de la obra y extrapolarla “hacia otras asociaciones y eso es lo que buscamos que la gente haga; que encuentre otras reflexiones que tengan que ver con el estado de alguien que sufre un shock y sus reacciones”.

Se trata entonces de una puesta en escena que nos invita a todos no sólo a apreciar el teatro, sino que también a reflexionar y “hablar de problemas que tenemos como sociedad y nosotros, más allá de tomar el teatro como un divertimento, sentimos que es una oportunidad de intercambiar opiniones y generar debate: esta obra genera debate”, enfatiza Zagal.

“Historia de amor”

Del 12 al 15 de septiembre
20% de descuento para socios de la Comunidad Teatro NESCAFÉ de las Artes.
Entradas a la venta en Ticketek y sin recargo en boleterías del Teatro.

Más información aquí.