“El Truco de Olej”, una obra que busca emocionar a través de la belleza

Del 25 al 27 de enero el Teatro NESCAFÉ de las Artes se convertirá en el escenario de “El truco de Olej”, una obra que emociona y sorprende con una historia conmovedora y toda la magia visual del teatro negro.

Esta propuesta es una compilación de las mejores ideas y creaciones de Pampinak Teatro, un grupo de teatro de muñecos procedente de Uruguay e integrado por titiriteros, músicos, artesanos y docentes. Es quizás esa mezcla la que ha dado a “El truco de Olej” los elementos necesarios para conquistar a un público de todas las edades en distintas partes del mundo.

En esta entrevista, conversamos con Martín López Romanelli, director de la compañía, sobre los orígenes y el alcance de esta obra, que da la sensación de “estar viendo dibujos animados en vivo”.

– ¿Cómo surgió “El Truco de Olej” y qué elementos lo caracterizan?

En nuestros primeros 4 espectáculos nos dimos cuenta de que habían escenas que eran definitivamente números de circo, entonces decidimos juntar esas escenas y agregar algunas otras para contar la historia del barrendero de un circo que busca ser mago y realizar su truco en el espectáculo. Claro que el hecho de que los artistas de este circo sean muñecos nos permite realizar pruebas que para los humanos serían imposibles.

– ¿Hacia quiénes está dirigida esta obra?

En general, buscamos que nuestros espectáculos sean para todos, para la familia entera y lo conseguimos! Así como algunas partes de este espectáculo fueron presentadas en el Luna Park en Argentina previo a un show de rock para un público adolecente y joven, también tenemos varias temporadas para público infantil.

Sinceramente, nos gusta mucho ver en la sala a la familia entera, ver emocionados a padres e hijos por igual, nos llena de emoción a nosotros mismos.

La experiencia compartida nos parece un valor a transmitir. Como decimos habitualmente, hay muchos espectáculos para niños y muchos para adultos pero pocos para ir juntos y en familia.

– ¿Qué ventajas ofrece el teatro negro como canal de expresión a nivel visual y sensitivo?

El teatro negro es una técnica que permite muchas cosas diría que todo es posible en el escenario, al ser invisibles nos da la posibilidad de realizar muchos trucos frente a los ojos del público y muy cerca de ellos. El hecho de no ser vistos también dota a los muñecos de una autonomía que otras técnicas no ofrecen, la sensación es la de estar viendo dibujos animados en vivo.

A nivel sensitivo, depende mucho del lenguaje utilizado. En este sentido, una de nuestras características más allá de la técnica utilizada, es nuestro lenguaje, la manera de contar el tipo de cosas que contamos. Mas allá de contar una historia, pretendemos estimular sensaciones y para eso apelamos a la estética, a la música y al ritmo. Buscamos emocionar a través de la belleza.

– ¿Cómo reacciona el público de distintas edades ante la propuesta de Pampinak?

El Truco de Olej ha sido representado en 10 países de 3 continentes y hemos recibido respuestas muy similares tanto de los niños como de los adultos. En los niños, el asombro, la empatía con algún personaje y la risa o el silencio frente a escenas más poéticas son los sentimientos más expresados. En los adultos, aunque parezca raro, ocurre lo mismo.

Una vez, recuerdo que un adulto analizando lo que hacíamos nos dijo que era como conectarse con el niño que había sido, con aquel mirar por primera vez. En definitiva es lo que buscamos; el conectar con la esencia de los primeros asombros, aquellos que experimentábamos cuando el mundo era un lugar en el que empezábamos a caminar.

– Esta obra ya ha sido presentada en Chile mucho éxito, ¿qué significa para ustedes el volver a Santiago?

Siempre es lindo volver a Chile, país al que me une una relación especial desde mi adolescencia, he tenido la suerte de viajar muchas veces a Chile y siempre estoy esperando volver. La relación con el público chileno siempre ha sido muy bonita, respetuosa, llena de poesía y comunicación.

Pampinak – El truco de Olej”

Viernes 25 de enero – 19:00 horas
Sábado 26 de enero – 19:00 horas
Domingo 27 de enero – 18:00 horas

Entradas a la venta en Ticketek y sin recargo en boleterías del Teatro. Precios especiales para niños de hasta 10 años.

Más información aquí