El despegue del “nuevo barrio Montt”

El tradicional sector de Manuel Montt fue rebautizado para darle un sello distintivo. Así se busca transformarlo en uno de los principales centros gastronómicos y culturales del país.

Hasta un logo distintivo tiene ahora el nuevo “barrio Montt”, como fue rebautizado el sector de Manuel Montt desde Providencia hasta Eliodoro Yáñez, y los locales entre el bar Liguria y el Teatro NESCAFÉ de las Artes, íconos de esta zona tradicional. Si bien es un lugar antiguo, y hoy en día más comercial que residencial, busca despegar y ser identificado y posicionado por sus habitantes y visitantes como uno de los centros gastronómicos y culturales más importantes de Santiago y del país. “La idea es crear un espacio mejor para todos, no solo para los empresarios gastronómicos, también para la reparadora de ropa, el que vende vinilos, la escuela de danza o el clásico almacén, porque el fin último es que cuando se piense en el barrio Montt se asocie la idea de un sector con tantos años de historia”, explica Pablo Jara, vicepresidente de la Asociación Gremial Barrio Montt.

La asociación, formada hace dos años, agrupa a 25 restaurantes y ha sido clave para posicionar al sector que hoy quiere mostrar su mejor cara al mundo. Esas son las aspiraciones que se han consensuado entre esta asociación, los vecinos y el municipio de Providencia, que puso a disposición la asesoría comercial y de marketing para ordenar una oferta de calidad.

Alfredo Saint -Jean, gestor cultural y presidente del directorio del Teatro NESCAFÉ de las Artes, destaca la zona por sus centros culturales, las bibliotecas, las galerías de libros y comerciales con oficios tradicionales que se pueden reactivar. “No existe como un barrio reconocido aún, pero tiene metro, estacionamiento 24 horas, estacionamiento para bicicletas, tiene una concurrencia muy alta, pero no está identificado como un sector con un nombre y marca. Sin embargo, Montt los supera con creces y enclavado en la propia calle Providencia. Montt tiene un aire más a Buenos Aires, más urbano”, dice Saint-Jean.

El nuevo barrio Montt fue lanzado oficialmente a fines de noviembre y presentado ante los vecinos y turistas con una activación en la Plaza Felipe Dawes, a la salida del Metro Manuel Montt. Los empresarios gastronómicos y organizaciones turísticas ocuparon las calles para compartir su carta con la gente, regalando más de tres mil platos para destacar su diversidad de sabores concentrada en pocas cuadras a la redonda. Eso acompañado de un show artístico y cultural, en que participaron tres mil visitantes.

“El barrio Montt es muy especial (…), hay una muy robusta oferta gastronómica. Puedes encontrar comida india, turca, italiana, china, chilena, sangucherías, y todas de muy alto nivel. Entonces, nos dimos cuenta de que el barrio ya tenía una excelente calidad, pero faltaba la puesta en valor. Y eso es lo que estamos haciendo”, señala Patricio Ovalle, jefe del Departamento de Desarrollo Económico local del municipio de Providencia.

La activación del sector seguirá durante el verano e incluirá en 2018 el mejoramiento de las veredas, la iluminación y la seguridad.

Mariana Ariztía, presidenta de la Junta de Vecinos 3A Plaza Jacarandá destaca que todo este movimiento “le está dando una nueva vida al barrio, que tiene mucha gente mayor, pero donde ya se está viendo un recambio con parejas jóvenes y sus niños que van a disfrutar la vida de barrio en forma entretenida y sin que se demuelan las casas cercanas”. Advierte que si bien está de acuerdo con este auge comercial, espera que el municipio no descuide la limpieza de las calles y la seguridad.

Activación social y económica

El plan de activación de los barrios de Providencia incluye otros sectores, como el barrio Italia, Providencia, Las Urbinas, Orrego Luco, Tobalaba o General Holley, de manera que cada uno potencie su propio sello, con la asesoría municipal y usando el mismo modelo. Según Ovalle, cerrar las calles por un día para activarlos puede congregar a ocho mil personas y aumentar las ventas de un local de un millón a cuatro millones, o hasta ocho millones. “Es necesario potenciar la variada oferta de Manuel Montt, ponerle valor y sacar los locales a la calle para que los vecinos se apoderen del espacio público”, dice la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei.

La asesoría desde el municipio tiene como fin revitalizar y fortalecer la identidad de los barrios, como una medida clave “para revertir el deterioro de la comuna y devolverle su encanto”, señala la edil. La idea del municipio es que tenga panoramas durante todo el día los fines de semana y no solo en las noches.

Por eso, uno de los motores para involucrarse en la construcción del nuevo barrio Montt fue compensar también los efectos económicos que significó la restricción horaria para la venta de alcohol que obliga a cerrar más temprano: “Eso ya lo asumimos, por eso esta acción de articulación barrial tiene que ver con marcar territorialmente un sector diverso, seguro, entretenido y organizado. Está en constante movimiento, muy urbano, pero también tranquilo, con cafés nuevos para leer un libro por la tarde”, señala Marcelo Cicali, dueño del Liguria.

El director del Sernatur RM, Felipe Vásquez, detalló que trabajan con los empresarios de Manuel Montt “para impulsar la creación de la agrupación local y el mejoramiento del capital humano, así como gestionar la grabación de programas de televisión gastronómicos y de interés especiales para posicionarlo como una alternativa atractiva para el turista nacional e internacional”.

Noticia publicada por Ximena Bertin en el diario La Tercera, el domingo 17 de diciembre de 2017.

Comentarios