“El Cascanueces”: 5 cosas que quizás no sabías sobre el clásico navideño

Como ya es tradición en los días previos a Navidad, el Ballet Teatro NESCAFÉ de las Artes presentará su versión de “El Cascanueces” en nuestra sala, con funciones desde el 12 de diciembre. Un montaje dirigido por Sara Nieto, que cuenta con la música del legendario compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky.

Un relato encantador que ha traspasado fronteras y se transformó en un gran fenómeno mundial gracias a sus múltiples adaptaciones al ballet, teatro y cine. A continuación te invitamos a descubrir 5 detalles que quizás no sabías de esta historia, basada en el cuento “El Cascanueces y el Rey Ratón” del escritor prusiano E. T. A. Hoffmann.

1. Un debut poco auspicioso

Como ya lo comentamos, en la actualidad “El Cascanueces” es uno de los números seguros de la época navideña, generando siempre interés en la audiencia… pero esto no siempre fue así.

En su estreno, en 1892, la producción no fue bien recibida por todos los críticos. Según el libro Tchaikovsky’s Ballets de Ronald John Wiley, algunos no toleraron la participación tan activa de los niños.

Otros -relata ‘Nutcracker’ Nation: How an Old World Ballet Became a Christmas Tradition in the New World de Jennifer Fisher- criticaron a la bailarina italiana Antonietta Dell’Era, quien al parecer tuvo una demora en su aparición. Además, la misma publicación afirma que la participación de Olga Preobrazhénskaya, como la muñeca de Columbine, fue “totalmente insípida”. Aun así lo más destacado fue la música de Tchaikovsky, que impresionó enormemente.

2. Una coreografía a cuatro manos

Luego del éxito de “La Bella Durmiente” en 1890, el director de los Teatros Imperiales de la Rusia Zarista, Iván Vsévolozhsky, le encargó a Tchaikovsky y al coreógrafo Marius Petipa una nueva pieza de ópera y ballet.

Tras dos años de trabajo y de tener gran parte del montaje armado, Petipa fue diagnosticado con un caso grave de pénfigo, una compleja enfermedad a la piel, el mismo año que se estrenó “El Cascanueces” frente al Zar Alejandro III.

Este hecho desafortunado hace presumir que la coreografía de esa primera versión no es íntegramente de Petipa, sino que también contó con aportes del bailarín y coreógrafo Lev Ivanov, quien fue ayudante personal de Petipa en ese complejo período. Aún así, el que ideó lo esencial de este proyecto fue Marius Petipa, quien entregó detalladas indicaciones al propio Tchaikovsky.

3. Lo que ya no está del cuento original

Uno de los detalles más escabrosos de la adaptación realizada por Alexander Dumas (padre del conocido escritor del mismo nombre) del cuento “El cascanueces y el rey de los ratones”, escrito por Ernst Theodor Amadeus Hoffmann en 1816, es que el Rey de los Ratones cuenta con siete cabezas. Tal cual, siete cabezas de roedor en un sólo cuerpo enorme, algo que se ha eliminado en la mayoría de los montajes modernos, quizás por lo espeluznante que resultaría para los niños.

Asimismo, la historia original de Hoffmann incluye una parte llamada “The Tale of the Hard Nut” en la que se explica cómo el príncipe se convirtió en el Cascanueces, algo que fue sacado del ballet.

4. La primera adaptación rupturista

Desde su estreno hasta nuestros días, son miles de adaptaciones las que ha tenido y seguirá teniendo “El Cascanueces”. Versiones en las que se agregan y sacan escenas, personajes y detalles, siendo cada director el encargado de poner su sello.

Esa postura “insolente” la comenzó en 1919 el coreógrafo ruso Alexander Gorsky, quien realizó una versión revolucionaria. Sin preguntar, eliminó al hada de los confites o golosinas, entregando esos roles a Clara y el Cascanueces/Príncipe.

Su idea era que ambos personajes ya no fueran interpretados por niños, sino que por adultos, para entregar mayor complejidad a su despliegue escénico y cambiar su relación de amistad por un romance. Esta fue la primera intervención drástica que se hizo sobre la obra.

5. Una nueva versión de Disney

El año 2018 se estrenó “El Cascanueces y Los Cuatro Reinos”, la adaptación de Disney que se transformó en la apuesta más osada sobre esta historia. Una cinta dirigida por el sueco Lasse Hallstrom (¿A quién ama Gilbert Grape?) y que cuenta con un elenco de renombre, en el que se incluye Keira Knightley, Mackenzie Foy, Helen Mirren, Morgan Freeman y la reconocida bailarina Misty Copeland, entre otros.

Ven a vivir la magia de “El Cascanueces” del Ballet Teatro NESCAFÉ de las Artes, desde el 12 de diciembre.

Comentarios