La directora Alejandra Urrutia

Alejandra Urrutia: “es esencial la gran formación musical para los jóvenes”

En medio de la Cordillera de los Andes un grupo de jóvenes instrumentistas latinoamericanos se prepara intensamente junto a destacados maestros. Así es el Festival Internacional de Música Portillo, una instancia que para Alejandra Urrutia -su impulsora- marcará para siempre la vida de cada uno de esos nóveles alumnos. Un desafío que toma mayor peso al tener como broche de oro un gran concierto como orquesta en el TEATRO NESCAFÉ DE LAS ARTES, el día 21 de enero.

Este 21 de enero llega a nuestra sala la Orquesta Festival Portillo, dirigida por Alejandra Urrutia, quien además sumó destacados invitados internacionales.

Nacida en Concepción y con formación musical en la Universidad de Michigan, Estados Unidos, Alejandra Urrutia ha desarrollado una sólida carrera, de hecho ya hizo historia al convertirse en la primera directora titular del Teatro Municipal de Santiago en 2018. Trayectoria que nutre como artista, pero también como gestora de espacios formativos que potencien a los niños y adolescentes deseosos de aventurarse en la música.

Con esta idea como ancla, en 2019 creó el Festival Internacional de Música Portillo y logró realizar una exitosa primera edición que albergó a aspirantes de diversos países de Latinoamérica, dando paso además a la versión 2020. “El año pasado tuvimos 150 inscritos en el festival y este año llegamos a 180. Ya es bastante más numerosa la postulación de este año”, comenta la directora sobre la fase previa a la selección de los 52 jóvenes músicos que, totalmente becados, son parte de esta iniciativa.

Para saber más sobre esta asombrosa instancia que reúne a instrumentistas de Chile, México, Argentina, Brasil, Uruguay, Colombia y Venezuela, además de los detalles del concierto que realizará la Orquesta Festival Portillo en nuestra sala, conversamos con la destacada directora y violinista Alejandra Urrutia.

– ¿Cómo nace la idea de crear esta instancia?

La idea fue realmente desde mis tiempos en la Orquesta Bicentenario de Curanilahue (2006-2013), de ahí surge esta idea de crear un espacio en el cual jóvenes músicos se pudiesen concentrar solo en la música, por 10 días. De eso trata, esa es la génesis del festival. Se llama Festival Internacional de Música Portillo, sin embargo la parte más entretenida es que el festival tiene una academia para jóvenes.

– ¿Cómo ha sido el desarrollo del Festival Internacional de Música Portillo en sus dos primeras versiones?

El primer festival, que fue en enero de 2019, fue un éxito en todo sentido. Este año está siendo igualmente exitoso, tenemos la fortuna de tener a un tremendo equipo de profesores, entre ellos está el American String Quartet, uno de los cuartetos de cuerda más importantes del mundo. Además tenemos profesores de vientos que vienen de las orquestas más importantes de Latinoamérica. Para mí es realmente fascinante. Es bonito darme vueltas por acá por el hotel y ver a los jóvenes ensayando juntos. Anoche tuvimos el primer recital de estudiantes, todos de un nivel muy alto, donde finalmente ellos muestran el trabajo que han hecho con los maestros.

– Para ti, ¿cuál es la importancia de este tipo de instancias en Chile y Latinoamérica?

Yo tengo formación como violinista. Tuve la fortuna de estudiar en Estados Unidos todos mis títulos -bachiller, masters y doctorados-, entonces desde mi experiencia personal siento que es esencial la gran formación musical para los jóvenes. Lo que quiero lograr, y ya se ha logrado justamente, es crear una instancia de formación musical de excelencia acá en Chile. Que los jóvenes no necesariamente tengan que ir a Estados Unidos o Europa para vivir este tipo de experiencias. De eso trata, pero viene de mi experiencia como violinista y de mis experiencias en el extranjero. Yo tuve la suerte de quedar seleccionada en el Festival de Música en Aspen (Colorado, Estados Unidos). Ahí estuve como violinista por tres veranos y después como directora de orquesta por dos. Son momentos que verdaderamente te cambian la vida, siempre hay un antes y un después de estos espacios. Además son instancias en que estás estudiando y trabajando a full, es muy intenso y por supuesto también tiene una gran cuota de estrés, es la vida del músico.

– ¿La proyección a su etapa profesional?

Exacto. También eso es lo bonito del festival, que une la parte musical, del músico en sí, pero también trabajamos el aspecto físico con clases de yoga y todo el tema que tiene que ver con tu formación íntegra. Tenemos clases de liderazgo, lo que ayuda a hacerte preguntas que son esenciales como músico, además de muchos aspectos no musicales que uno tiene que aprenderlos, porque es importante aprenderlos en esta edad que uno está en proceso de formación, porque todo esto después les va a ayudar en el momento en que entren al campo profesional.

– Imagino que la presión viene también por estar trabajando con destacados maestros. Además del American String Quartet, ¿qué otros profesionales están invitados en esta versión del festival?

Está Beatrice Ovalle en flauta, ella toca en la Filarmónica de Santiago. Está Federico Curti, que es primer oboe de la Orquesta Filarmónica de Montevideo. También está Pedro Salcedo, que toca fagot en la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Y está el primer corno de la Orquesta Filarmónica de Medellín. Es gente con mucha experiencia y es bonito porque justamente es un festival lo suficientemente grande y pequeño al mismo tiempo, en el que puedes compartir con los maestros. Todos almorzamos juntos, cenamos juntos, entonces eso es tremendamente enriquecedor en tu experiencia musical y humana.

– ¿Por qué decidieron hacer el cierre en el TEATRO NESCAFÉ DE LAS ARTES?

Déjame contarte cómo ocurre. Una vez que los estudiantes tocan sus recitales del cuarteto de cuerda y quinteto de vientos, los juntamos a todos para crear la Orquesta del Festival Portillo, y al final esto se cierra con un programa de orquesta que primeramente lo hacemos acá mismo en Portillo, luego lo hacemos en el Teatro Regional de Rancagua y finalmente haremos el cierre en el TEATRO NESCAFÉ DE LAS ARTES. El equipo que trabajamos en conjunto tenemos una gran relación con el TEATRO NESCAFÉ DE LAS ARTES, siempre han sido tremendamente colaboradores en todas nuestras ideas y estamos super contentos que este año se haga el cierre allí. Para nosotros son importantes estos conciertos fuera de Portillo, porque así compartimos la experiencia que se vivió acá con la comunidad.

– ¿Nos puedes contar cómo será el repertorio del concierto de la Orquesta Festival Portillo?

La primera parte del programa comenzamos con una obra de George Enescu, que se llama “Preludio al unísono para cuerdas y timbal” y se termina la primera parte con una obra de un compositor húngaro, Béla Bartók, que son las danzas rumanas. Entonces la primera parte tiene todo que ver con Transilvania, de alguna manera. Pero al medio de esas dos obras quise incluir obras de mi padre, que falleció hace un par de meses y de alguna manera para hacerle un homenaje a él incluimos cuatro canciones escritas por él. Hicimos adaptaciones para que puedan ser tocadas con acompañamiento de orquesta y otros de instrumentos específicos.

La segunda parte es la “Sinfonía n° 4” de Beethoven, que para mí es una obra tremendamente optimista y alegre. Esta sinfonía no es necesariamente la que se conoce más, si pensamos que está entre dos grandes sinfonías de Beethoven que es la Sinfonía Heroica y la Quinta, que es probablemente una de las más importantes del compositor. Sin embargo, quise hacer esta sinfonía justamente por el espíritu que tiene. Acá estamos rodeados de jóvenes músicos y siento que esta sinfonía tiene todo que ver con ese espíritu, a pesar de que es una obra tremendamente demandante y hay solos en los vientos que les llamamos “solos de concurso”, pasajes o trozos de la sinfonía que se piden para entrar en orquestas profesionales. Entonces va a ser un tremendo desafío para ellos. Estoy tremendamente entusiasmada de que se está haciendo este programa y estoy segura que será un concierto realmente espectacular.

Orquesta Festival Portillo en concierto

Martes 21 de enero – 20:00 horas
Entrada gratuita, retirando tu ticket en Comunidad de las Artes (Av. Providencia 1266) de 10 a 18 horas, o directamente en boleterías del Teatro antes del concierto (sujeto a disponibilidad).
Más información aquí

Comentarios