Adiós a Paco de Lucía, genio de la guitarra que “vivió como quiso”

Este miércoles 26 de enero se ha dado a conocer el sorpresivo fallecimiento de Paco de Lucía, uno de los genios y más grandes intérpretes de la guitarra flamenca. Tenía 66 años.

La muerte del músico ocurrió a causa de un infarto la noche del martes en Cancún, México, lugar donde residía la mayor parte del tiempo.

A través de un comunicado, su familia confirmó la noticia:

Anoche se nos fue el padre, el hermano, el tío, el amigo y se nos fue el genio Paco de Lucía. No hay consuelo para los que le queremos y le conocemos pero sabemos que para los que le quieren sin conocerle, tampoco. Por eso, queremos compartir con todos ustedes un abrazo y una lágrima pero también nuestra convicción de que Paco vivió como quiso y murió jugando con sus hijos al lado del mar.

La vida nos lo prestó unos maravillosos años en los que llenó este mundo de belleza y ahora se lo lleva… Gracias por tanto… y buen viaje, amado nuestro”.

Su muerte ha generado lamentos en todo el mundo del arte y en el Ayuntamiento de su natal Algeciras decretó tres días de luto oficial.

Paco de Lucía tuvo una trayectoria artística realmente impresionante. Comenzó a tocar la guitarra a los siete años y a los 14 grabó su primer disco. Su virtuosismo y maestría en la interpretación lo llevaron a recibir los galardones más importantes de la música y a colaborar con artistas de distintos géneros, como Al Di Meola, Chick Corea, Bryan Adams, Miguel Poveda, Djavan y John McLaughlin, entre muchos otros.

Uno de sus trabajos más conocidos es el que realizó durante los ’60 y ’70 junto al cantaor Camarón de la Isla, con quien grabó una decena de discos. Su obra en solitario más celebrada es la mítica rumba “Entre dos aguas”.