4 años de pasión, creación y movimiento

Este mes de agosto, nuestro Teatro NESCAFÉ de las Artes celebra con júbilo sus primeros 4 años de vida. Este cumpleaños -que esperamos sea uno entre tantos por venir- nos invita a pensar en el camino recorrido, en los logros alcanzados y también a dar gracias a ustedes, nuestro público, quienes con su respeto y confianza nos han hecho crecer año a año.

Desde la inauguración oficial, celebrada el 6 de agosto de 2009, cerca de un millón de personas han llenado de vida nuestra sala, disfrutando de un total de 1000 funciones de los más diversos espectáculos. Hoy podemos decir con orgullo que nuestro escenario se ha convertido en una de las plazas nacionales más importantes para las artes, siendo la pluralidad y la calidad los dos hilos conductores que dan armonía y fuerza a nuestra propuesta programática.

El extraordinario esfuerzo de nuestro equipo y el destino se han conjugado para llenar de magia y recuerdos imborrables cada rincón del antiguo Teatro Marconi, que se irguió en Manuel Montt en los años ’40 y que renació de la mano de una iniciativa privada, en la que NESCAFÉ creyó y apostó desde un inicio.

Desde la grandiosidad de las transmisiones de las Temporadas de Ópera del Metropolitan Opera House de Nueva York, hasta el ímpetu y la potencia de los conciertos de rock, nuestra sala ha acogido momentos tan sublimes e importantes como los últimos conciertos que el músico argentino Luis Alberto Spinetta ofreció antes de morir, el emocionante debut en Chile de la murga uruguaya Agarrate Catalina, la sublime propuesta del bailaor y coreógrafo Israel Galván -que nos valió un un reconocimiento del Círculo de Críticos de Artes de Chile-, el concierto del 50 aniversario del maestro Roberto Bravo y el regreso de Saiko a los escenarios, por nombrar sólo a algunos.

Teatro, danza, música y transmisiones en vivo vía satélite, son parte de lo que semana a semana hemos ofrecido a nuestro público y a los socios de nuestra Comunidad.

Nos llena de satisfacción mirar hacia atrás, pero lo haremos sólo por hoy. Nuestras energías están puestas en el futuro: seguimos trabajando día a día por y para ustedes, soñando, creando y haciendo posibles cosas que ni siquiera el más audaz hubiera imaginado. Y si ustedes nos lo permiten, ¡serán tantas más!

Comentarios